Flora Y Fauna

  1. Flora

    La comarca de la Valdería, se encuadra desde el punto de vista fitogeográfico en la Región mediterránea, Superprovincia Mediterránea-lberoatlántica, Provincia Carpetano-ibérico-Leonesa, Sector Orensano Sanabriense y Subsector Maragato Sanabriense.

    El pertenecer a la provincia mediterránea, conlleva desde el punto de vista climatológico, la existencia de un verano con periodos más o menos largos de aridez, propicios para el desarrollo de una vegetación xerófila con el predominio de los bosques perennifolios de encinares. La flora mediterránea de la zona es extraordinariamente rica y diversa.

    Bioclimáticamente en este sector se distinguen tres pisos: mesomediterráneo, supramediterráneo y oromediterráneo, aunque básicamente todo el municipio de Castrocontrigo está dentro del piso supramediterráneo, cuyas características principales se recogen en la siguiente tabla.

    ÍNDICES CLIMATOLÓGICOS PISO MESOMEDITERRÁNEO
    Temperatura Media anual
    Media de las mín. mes frío
    M de las máx. mes frío
    Índice de termicidad
    De 13 a 17 C
    De – 1 a 5 C
    De 14 a 18 C
    De 360 a 470 C

    El subsector maragato Sanabriense es extenso y comprende Ias sierras de Ios Montes de León (Segundera, Cabrera y Teleno), así como las comarcas de Aliste, Sanabria y Maragatería. En él, aparece una cliserie, que incluye desde carrascales (Gesnito hystricis-querceto rotudifoliae sigmetum), melojares (Genisto falcatae-Querceto pyrenaicae sigmetum, Holco molli-querceto pyrenaica sigmetum).

    Destacar en los bosques riparios las olmedas pertenecientes a la Osmundo alnion.

    Gesnito hystricis-querceto rotudifoliae sigmetum. Carrascales de tipo orensanosanabriense, caracterizados por la presencia de la Genista hystrix, entre otras. Este bosque en su degradación presenta un matorral denso de retamas y piornos y posteriormente en un jaral de Cistus ladanifer, y otras especies de los géneros Halimium y Helichrysum. En las zonas un poco más altas del pastizal como especies indicadoras podemos citar Stipa gigantea, Agrostis castellana y Poa bulbosa.

    Genisto falcatae-Querceto pyrenaicae siqmetum. Melojares suprameditarráneos, orensano-sanabrienses, de ombroclimas subhúmedos y húmedos. Lleva como diferencial Genista falcata.

    Holco molli-querceto pyrenaica sigmetum. Melojares suprameditarráneos, orensano-sanabrienses y leoneses de ombrocilma húmedo e hiperhúmedo, en los que domina el Quercus pyrenaica, y que presenta en su sotobosque como especies diferenciales: Anemone trifolia subsp albida y Aquilegia vulgaris subsp dichroa. Frecuentemente se ha degradado por la acción antrópica en piornales de sustitución, caracterizados por Cytisus scoparius, Genista polygalliphylla y Cytisis striatus o brezales con carqueixas.

    Osmundo alnion. Comprende las olmedas de los sotos ribereños, en que ocasionalmente aparecen fresnos y chopos y que en la actualidad están sumamente degradadas. Presentan especies como Arum italicum, Fraxinus angustifolia, Populus alba y Ulmus minor.

    Castaños centenarios

  2. La comarca de la Valdería, se encuadra desde el punto de vista fitogeográfico en la Región mediterránea, Superprovincia Mediterránea-lberoatlántica, Provincia Carpetano-ibérico-Leonesa, Sector Orensano Sanabriense y Subsector Maragato Sanabriense.

    El pertenecer a la provincia mediterránea, conlleva desde el punto de vista climatológico, la existencia de un verano con periodos más o menos largos de aridez, propicios para el desarrollo de una vegetación xerófila con el predominio de los bosques perennifolios de encinares. La flora mediterránea de la zona es extraordinariamente rica y diversa.

  3. Fauna

    La fauna de esta zona es muy rica, debido a su singular disposición y su heterogénea topografía, lo que le hace tener elementos zoológicos muy diversos, conviviendo especies boreales con otras más termófilas de origen norteafricano, aves típicas de Ilanura cerealista con aves montañas, reptiles mediterráneos y centroeuropeos, anfibios endémicos del occidente ibérico y otros eurosiberianos.

    Se constata la presencia de 187 especies de vertebrados terrestres siendo una de las comunidades más ricas de las estudiadas en el noroeste ibérico, repartidos en 122 especies de aves, 42 especies de mamíferos, 13 de reptiles y 10 de anfibios.

    La presencia y, en algunos casos, reproducción comprobada de especies como el águila real (Aquila chrysaetos), buho real (Bubo bubo), lobo (Canis lupus) y nutria (Lutra lutra) hablan por sí solas de que se trata de un espacio bien conservado que permite la aparición de súper predadores.

    Lo mismo puede decirse de la presencia de elementos muy localizados, relictos o en su límite de distribución: perdiz pardilla (Perdix perdix hispaniensis), pechiazul (Prunella collaris), verderón serrano (Carduelis spinus), musgaño de Cabrera (Galemys cabrerensis), armiño (Mustela erminea), marta (Martes martes), tritón ibérico (Triturus boscai), rana bermeja (Rana temporaria) rana patilarga (Rana ibérica), lagartija serrana, (Lacerta monticola), etc.

    Existen datos algo confusos de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) en las vecinas sierras de la Cabrera, reconocidos a finales del siglo pasado. Por estas mismas fechas el abuso, que de la estricnina hacían los alimañeros en su lucha contra el lobo, acabo también con las últimas buitreras de la zona. La extinción del urogallo (Tetrao urogallus) no data de mucho más de 70 años atrás.

    La importancia de este reducto de fauna ibérica, le ha valido para estar incluida en el inventario de IBA (Important Birds Areas in Europe), dentro de la categoría 3: áreas con especies que se encuentran amenazadas en todas o gran parte de su territorio; concretamente destacadas por las poblaciones de Perdiz pardilla (Perdix perdix hispaniensis) y la interesante comunidad de rapaces. Posteriormente la Unión Europea se ha basado en este listado para declarar las ZEPAS (Zonas de Especial Protección para las Aves), gozando el municipio en la actualidad de esa figura de protección. Además hay una propuesta desde la Junta de Castilla y León, para declarar Espacio Protegido del Teleno y la Cabrera zonas en las cuales, en mayor o menor medida, el termino municipal de Castrocontrigo se integra.

    Por otro lado, destacadas poblaciones de ciervos (Cervus elaphus), es uno de los mayores atractivos cinegéticos de La zona en la que hay numerosos cotos de caza, que están aprovechados muy por debajo de su potencial. También abundan los ejemplos de corzo (Capreolus-capreolus) y, por supuesto, de jabalí (Sus scrofa) y zorros (Vulpes vulpes). Cada una de ellas con claras posibilidades cinegéticas. Además, el lobo ibérico presenta aquí (en la comarca de la Cabrera-Valderia ) su máxima densidad respecto a la provincia de León y, por ello, el conjunto de la Península Ibérica. Como testimonio del pasado reciente de lucha de los ganaderos de la zona contra el lobo existen numerosos ejemplos de “chorcos” o “cousos”, lugares donde antiguamente se dirigían a los lobos para darles caza, como el de Torneros de la Valdería. Hoy en día, los hábitats más comunes del lobo en esta zona, son las zonas arboladas y los pinares donde acosan a los ungulados (ciervos, jabalís y, especialmente, corzos); y los daños en las poblaciones de ganado son mínimas en esta zona.

    Interesante, aunque sea un dato anecdótico, hacer mención en la comarca a la existencia en el pasado de osos (Ursus arctos), que unían a través de sus bosques de robles, encinas y pinares la poblacion de Zamora con la de la cordillera cantábrica. El oso se extinguió en esta zona hacia 1920.

    Como especies del medio acuático más comunes son la nutria (Lutra lutra), el mirlo acuático (Cinclus cinclus) y desmán de los pirineos (Galemys pirenaicus), especies bioindicadoras del buen estado de conservación de las masas de agua.

    Existe un coto de pesca truchero, el coto de pesca de Manzaneda, con un tramo de 5 Km. sobre el Eria, que discurre desde el puente viejo de Villar del Monte, aguas abajo hasta la desembocadura del afluente, río Pequeño en el núcleo de Castrocontrigo.

    El río Eria es un río de aguas transparentes, alternando raseras y tablas, con una extraordinaria población de trucha autóctona, de no gran tamaño pero muy brava y difícil de pescar. Sus orillas no son muy enmarañadas y es vadeable salvo en épocas de grandes lluvias.

    Cuenta con un coto truchero llamado Coto de Manzaneda:

    LÍMITES DEL COTO:

    Superior, comienza en el puente viejo de Villar del Monte.
    Inferior, termina en la desembocadura del arroyo de Pozos y Manzaneda con el río Eria.

    LONGITUD DEL ACOTADO: 4,000 metros.
    ANCHURA MEDIA DEL CAUCE: 18 metros.
    DISTANCIA APROXIMADA DESDE LEÓN: 102 kilometros.
    MEJOR VÍA DE ACCESO DESDE LEÓN: León, La Bañeza, Nogarejas, Castrocontrigo, Torneros de la Valdería, Manzaneda, Villar del Monte (carretera Castrocontrigo a Truchas).

    mapario

    • Dias de pesca: X, V, S, D. y F.
    • Nº Capturas: 6
    • Medida mínima: 22 cm
    • Prohibición cebo natural: T. Temporada