MORLA PINTURAS DE LA PEÑA DEL POZO DE ROCEBROS

Descripción general

Las pinturas a las que hace referencia esta ficha se encontraban inéditas, en cuanto a que no estaban incluidas en el Inventario Arqueológico de la provincia de León, aunque eran conocidas por una visita de oficio de Julio Vidal Encinas, arqueólogo territorial de la provincia de León, para la documentación de las mismas. En ese expediente figura una descripción de las pinturas y el proceso que han seguido los restos desde que se descubrieran.

La presente visita de prospección arqueológica no se hubiera podido realizar sin la inestimable ayuda de Luis Alberto Crespo Cenador, vecino de Castrocontrigo y descubridor de las pinturas, quien amablemente nos acompañó a visitarlas, agradeciéndole su colaboración. Los restos pictóricos se ubican en tierras de Morla de la Valdería, en concreto al este de la localidad, a unos 3.500 m en línea recta. Se trata de afloramientos rocosos que en la planimetría se conocen como de Llamaluenga. Los elementos arqueológicos se han documentado en dos lugares diferentes; el primero de ellos es la Peña del Pozo de Rocebros, que se trata de un farallón bastante protegido, mientras que el segundo, localizado en el Cerro de Llamaluenga, se encuentra en un verdadero abrigo natural. La zona donde se ubican las pinturas se encuentra bien delimitada topográficamente; por el norte discurre el arroyo de Codes y al sur el arroyo de Rocebros.

En el primer panel, ubicado en la Peña del Pozo de Rocebros (las coordenadas de la ficha son las de estas pinturas), se han podido distinguir hasta cinco figuras humanas esquemáticas realizadas en color rojizo y, por encima de ellas, un posible circuliforme, bastante deteriorado. Las figuras esquemáticas son de unos 10 cm de altura.

El segundo de los restos pictóricos, situado en el “Cerro de Llamaluenga”, que posee las coordenadas geográficas: 42° 15′ 06″ N / 6° 13′ 24″ W, se documentan dos paneles diferentes; en uno de ellos se observa un “phi” en color rojizo de unos 12 cm de altura, mientras que en un segundo panel se observan las pinturas en un pésimo estado debido a los restos de fuegos realizados en el abrigo. Se ven, no sin dificultad, un soliforme y tres figuras esquemáticas humanas. Las dimensiones de las figuras esquemáticas son de unos 8 – 9 cm , mientras que el soliforme tendría unos 7 cm de diámetro. Estos últimos restos pictóricos también están realizados en color rojizo.

En cuanto a la cronología de estas pinturas, todas las manifestaciones artísticas de características similares a éstas se atribuyen habitualmente a momentos indeterminados del Neolítico, Calcolítico o Edad del Bronce.

Localización

Se parte del este del casco urbano de Morla de la Valdería por un camino vecinal que asciende a la montaña en dirección oriental, recorriéndolo 3.000 m . En este punto, al sur parte otro camino que se debe tomar, avanzando por él 1.300 m . Desde aquí, al noreste del camino, se ubica la boca del pozo de Rocebros y por encima, en uno de los farallones, se encuentran la pinturas de la Peña del Pozo de Rocebros. Las segundas pinturas, conocidas como “Cerro de Llamaluenga”, se ubican unos 350 m al noroeste de las primeras.

Extensión

Este yacimiento correponde a un abrigo en el que se han documentado una serie de pinturas rupestres. Estos restos fueron localizados por Luis Alberto Crespo Cenador, vecino de Castrocontrigo. Los restos pictóricos se han reconocido en dos lugares diferentes: la Peña del Pozo de Rocebros, que se trata de un farallón bastante protegido en el que se han localizado hasta cinco figuras humanas esquemáticas realizadas en color rojizo y, por encima de ellas, un posible circuliforme. El segundo lugar es el Cerro de Llamaluenga, abrigo natural con dos paneles diferentes; en uno de ellos se observa un “phi” en color rojizo y en el segundo se evidencian, no sin dificultad, un soliforme y tres figuras esquemáticas humanas. En cuanto a la cronología de estas pinturas, se han adscrito a momentos indeterminados del Neolítico, Calcolítico o Edad del Bronce.

Geomorfología y Litología

El yacimiento arqueológico se encuentra en la Unidad Morfoestructural de Las Montañas Galaico – Portuguesas, perteneciendo más concretamente a la Unidad Natural Homogénea de Valdería. Son notorios los contrastes topográficos en esta zona concreta, al norte por la Sierra del Pinar y por la de Casas Viejas y al sur por la Sierra de la Cabrera y la de San Feliz, mientras que, al mismo tiempo, estas sierras, constituyen los límites provinciales con la provincia de Zamora. Está ubicado concretamente en dos abrigos naturales, en cotas superiores a los 2.000 m de altitud.